Es tan acelerado el día a día que la mayoría de las actividades que realizamos son con base en una rutina. Esto trae por consecuencia el riesgo de pasar desapercibidos entre la multitud.

Pero ¿qué tendría de malo no hacernos notar?

La respuesta es simple…TIENE TODO DE MALO.

Y es que no es que nadie note nuestra existencia. De hecho, todos proyectamos algo (puede ser positivo o negativo) y eso es lo que hace que el resto forme una imagen sobre nosotros. Tan importante es lo que proyectamos que debemos recordar que las oportunidades se presentan más fácil para quien destaca del resto que para el que no lo hace.

No tiene que ver necesariamente con el “¿qué dirán?” porque no se trata de encajar con los demás, se trata de proyectar lo que queremos para poder destacar y generar oportunidades.

Anteriormente para diferenciarse era suficiente tener una carrera profesional. Actualmente es indispensable gestionar una marca personal y entender que la mejor marca del mercado eres TÚ.

Identifica y explota lo bueno que puedes ofrecer

Para eso es necesario que separes dos o tres cualidades que te diferencien del resto. Independientemente a lo que te dediques, seguro tienes algo que hace que seas diferente a los demás, algo que te haga destacar. Hay que identificarlo y comenzar a explotarlo en tu marca personal.

Puedes preguntarte:

¿Cómo te describes?, ¿qué proyectas a los demás con tu forma de ser y de vestir?, ¿qué te gusta hacer pero que genere valor a los demás?

Toma en cuenta que esto aplica independientemente del puesto que tengas en una empresa o si dicha empresa es tuya. Primero te compran a ti, a tu marca, a tu persona, después al rol que representas. Para ser director primero hay que parecerlo.

Recuerda que se construye todos los días, en todo momento

Nadie debería sentirse ajeno al concepto de marca personal. Se construye consciente o inconscientemente y durante todos los días en todas las actividades que realizamos incluyendo redes sociales (RRSS).

Con base en lo anterior, es mejor construirla y hacerlo bien. Al tener identificadas nuestras fortalezas que generen valor para el resto entonces hay que trabajar sobre ellas.

Un ejemplo:

Imagina que eres dueño(a) de una crepería en una ciudad pequeña y ese negocio es atendido por ti y un par de empleados más. Lo primero que debes entender es que la crepería no es el local, todo inicia en ti. Por lo anterior, tu marca personal definirá el rumbo del negocio. Tienes que aceptar que todo lo que hagas cuando no estés en tu negocio puede afectar positiva o negativamente a la imagen del mismo. Esto incluye tu comportamiento en RRSS, en algun evento, comida, etc. ¿Cómo impactaría (en este ejemplo) a tu negocio si tu marca personal en redes sociales reflejará fiesta, alcohol, irresponsabilidad o (peor aún) falta de higiene personal?

Aunque los contenidos digitales de tu negocio fueran adecuados, tu marca personal impactaría negativamente a la crepería. ¿Notas la relación e importancia?

Trabajar de forma consciente en tu marca personal sería primero aceptar lo que representas y después trabajar en generar valor. Si tus habilidades como persona radican en tu carisma y en la comunicación efectiva, podrías aprovechar al máximo las RRSS para ser una extensión de tu negocio y atraer clientes con posts que sean útiles para tus contactos y que al incrementar la aceptación hacia ti puedas por consecuencia incrementar la aceptación a tu negocio. Pero eso no es suficiente, ahora tienes que pensar en ¿cómo tu marca personal puede influir en los demás?, ¿qué podrías comunicar con todo el conocimiento sobre crepas y postres que les pueda ser útil si ese es el tema que elegiste para tu marca personal?, ¿qué podrías aportar de interés para la comunidad que te rodea?

Hay que ser paciente porque la marca personal no se construye de un día para otro. En ese ejemplo dejamos claro que es cuestión de todos los días y que va contigo quieras o no.

No intentes copiar, es mejor lograr que te copien

Un error muy común en la construcción de tu marca personal es tratar de copiar a alguien que es o hace algo que tú quisieras. Me parece un error grave porque no necesariamente tenemos las habilidades de quien admiramos.

Es mejor ser auténtico y desarrollar las propias habilidades para aceitar el camino y llegar más fácil a tener una marca personal confiable.

Ya identificado el valor que puedes generar al resto debes ponerte en foco. Mostrarte y mostrar tus habilidades generando contenido interesante en tus RRSS, provocando salir a la luz en todo momento, escribir para un blog además de crear el propio, buscar eventos donde puedas presentarte como oyente o expositor dependiendo tus habilidades, buscar un networking constante y relacionarte con la mayor cantidad de personas posibles, manejar tus RRSS con algo que ayude o aporte algo a los demás, etc.

El exponer tu marca personal es exponer lo que sabes hacer en medios digitales pero tambien físicos, es buscar salir a la luz en todas las actividades que desempeñas, buscar destacar. Mostrarte como una luz sobre un tema en el camino de la información, las actividades, trabajos o hobbies.

Si logras destacar te darás cuenta que hay gente que intentará copiarte…eso es una buena señal.

Ve más allá…construye una imagen de marca

Tener un logotipo o una imagen digital no es marca personal. Eso es darle imagen a tu marca personal. Si ya has logrado confiar en ti, separar tus habilidades o fortalezas y generar valor para los demás puedes ir más allá construyendo esa imagen de marca.

Si lo vas a hacer, asesorate con profesionales, no lo hagas tú salvo que estés especializado en eso. De ese modo el resultado no será amateur y ellos, con algunas preguntas, podrán materializar lo que eres y tendrás un mejor resultado.

En un mundo lleno de información, la especialización es lo que te hace destacar del resto. Tener una marca personal es un must que no debe ser pasado por alto. No tiene nada que ver con ser extrovertido o introvertido, más bien, se trata de querer sobresalir en busca de mejores oportunidades y aceptar que en algo puedes destacar y eso utilizarlo para ayudar al resto explotando el valor agregado que puedes ofrecer.

Fuente: PiensaMerca

One thought on “4 pasos simples para construir tu marca personal”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *