Empresaria, Maestra Panadera, Gerente General de Nova Escuela y Kunay de la FAO.

Como Embajadora del Pan, ¿qué retos tienen?

El principal es compartir la filosofía, principios y conocimientos de la panadería artesanal, saludable y nutritiva.

¿Cuál crees que es el mayor obstáculo en el Perú para la panadería artesanal?

El mayor obstáculo es el desconocimiento del consumidor final que muchas veces prefiere un pan elaborado con aditivos, el cual hace que su costo sea ínfimo.

El consumidor final debe ser consiente que detrás de una panadería artesanal, existe un panadero y hay muchas horas de fermentación. Al final, el producto terminado es nutritivo y saludable.
Si valoramos el oficio del panadero, vamos a poder valorar el producto final (pan artesanal).

El panadero debe estar capacitado, debe manejar control de procesos, buenas practicas de manufactura, respetuosa de azúcar y sal. Con ello, habrá un impacto positivo en la alimentación.

La panadería, ¿es siempre un negocio familiar?

Todavía son negocios familiares, aunque hay sus excepciones. Lo que nadie puede negar es que existe una estrecha vinculación entre la familia y el negocio de la panadería.

¿Qué perfil de panadero ves ahora?

Veo muchos panaderos con perfil emprendedor, que busca capacitarse mejor y buscan su diferencial en el mercado. Muchos de ellos, actualmente ya no buscan locales sino empiezan su emprendimiento a través de redes sociales.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *