Todos recibimos algún mal consejo profesional en algún momento. Y como en el caso de Warren Buffet o Robert Kiyosaki, puede venir de alguno de tus papás o incluso escucharlo de muchas personas como Mark Cuban. O, puede que te pase como a Elon Musk y que haya gente famosa que se burle de ti cuando estás en la cúspide de tu éxito.

Warren Buffet: CEO, Berkshire Hathaway.

El multimillonario Warren Buffet le dijo a Carol Loomis, autor de Tap Dancing to Work: Warren Buffet on Practically Everything, 1966-2011, que tanto su padre como su mentor Benjamin Graham, le aconsejaron no entrarle al negocio de los valores. “Tal vez su consejo fue la forma amable de decirme que debía madurar un poco antes de empezar a vender acciones o no tendría éxito” dijo Buffet.

Buffet ignoró el consejo y fue a amasar una fortuna multimillonaria. La reacción de Buffet se alinea con un estudio realizado por la Universidad de Cambridge que muestra que los emprendedores son capaces de tomar mayores riesgos que los administradores, y que cuando su comportamiento se combina con una solución flexible a un problema pueden obtener grandes ganancias en sus negocios.

Mark Cuban: Dueño de los Mavericks de Dallas e inversionista en Shark Tank.

Mark Cuban dice haber escuchado el mismo consejo de muchas personas. “Lo escucho todo el tiempo… ‘No voy a renunciar, es lo que me apasiona.’ O lo escucho como consejo a los estudiantes y a los demás: ‘Sigue tu pasión.’ Esas son tonterías. ‘Seguir tu pasión’ es probablemente el peor consejo que puedes dar o recibir. ¿Por qué? Porque a todo el mundo le apasiona algo, generalmente más de una cosa. Nacemos con eso. Siempre habrá cosas que amemos hacer, que soñemos con hacer, que realmente queramos hacer con nuestras vidas. Esas pasiones no valen un peso. Si realmente quieres saber cuál es tu destino, busca a lo qué dedicar tu tiempo. El tiempo es el recurso más valioso del que no eres dueño. Puede que te des cuenta, o no… pero la forma en la que uses tu tiempo será el mejor indicador de a dónde te llevará el futuro.”

Cuban se dio cuenta de que el tiempo es un indicador importante en las prioridades de la gente. Puedes decir que ciertas cosas son importantes para ti, pero lo que hagas con ese poco tiempo que tienes es lo que muestra dónde están tus verdaderas prioridades. Es información valiosa que te permite enfocarte de verdad.

Oprah Winfrey: Funfadora, Producciones Harpo y conductora de programas.

Oprah Winfrey recuerda: “Hubo un consejo que me dieron y que agradezco no haber escuchado. Recuerdo que cuando era una joven reportera en Baltimore, casi todo el mundo me dijo que irme a Chicago sería mi muerte, que literalmente pisaría una bomba y quedaría destrozada.”

Oprah fue lo suficientemente inteligente como para ignorar ese consejo y arriesgarse… la disposición para dar un salto de fe y salir de tu zona de confort suele llevarte a tener oportunidades inesperadas. Además, ser una persona arriesgada demuestra tu confianza y te ayuda a superar cualquier miedo al fracaso porque estás dispuesto a apostarle a lo desconocido.

Bill Gates: Fundador, Microsoft.

Bill Gates es uno de los hombres más ricos de Estados Unidos, y él se dio a sí mismo su peor consejo, basándose en el increíble éxito de Microsoft. No buscó dominar el campo de los motores de búsqueda, lo que llevó al ascenso de Google, porque estaba conforme con el pedazo de mercado que Microsoft dominaba. “El éxito es un maestro mediocre porque seduce a las personas inteligentes a pensar que no pueden perder” dijo Gates.

Él se dio cuenta de que el éxito puede llevarte a tener un exceso de confianza, lo que bloquea tu habilidad para prepararte para los retos del futuro. Microsoft sobrevivió y sigue siendo una empresa exitosa, pero Google se convirtió en un monstruo que lo sobrepasó en 2012.

El mundo siempre está cambiando y los negocios inteligentes tienen que adaptarse para satisfacer esas nuevas necesidades de sus clientes actuales y para tener nuevos clientes. Tienen que observar las tendencias y desarrollar nuevos productos o servicios para aprovecharlas, incluso cuando ya están bien establecidos en el mercado. De otra forma pueden terminar siendo obsoletos como Blockbuster o Compaq.

Elon Musk: Fundador, Tesla y SpaceX.

Durante su campaña presidencial, Mitt Romney dijo que Tesla era una empresa perdedora. Elon Musk replicó que Romney tenía “razón sobre el objeto de su declaración, pero no sobre el sujeto”. Sarah Palin tuvo el mismo sentimiento en 2013. Ese mismo año, Motor Trend nombró al Tesla S el auto del año.

Fue el primer auto eléctrico en recibir ese reconocimiento. Musk tenía confianza en Tesla y no dejó que las burlas de esas figuras políticas pusieran en duda sus creencias. Aunque los otros te juzguen, Musk demostró que no puedes permitir que las críticas guíen tus decisiones. Ignorarlas te libera para perseguir tus sueños en lugar de gastar energía preocupándote.

Robert Kiyosaki: Autor de la serie “Padre rico, padre pobre”.

El peor consejo que Robert Kiysaki recibió vino de su “padre pobre” quien le dijo “regresa a la escuela primero”. Según la esposa de Kiyosai, lo que su suegro quería era que Robert obtuviera una maestría e incluso un doctorado antes de empezar un negocio. “No hay nada malo con regresar a la escuela. Mucha gente encuentra su valor consiguiendo un nuevo título, pero seamos claros: no necesitas una maestría ni un título universitario para empezar un negocio”, dijo.

La universidad sin duda puede ayudarte a tener éxito, pero muchos nombres importantes nunca obtuvieron sus títulos. Gente como Ted Turner, Michael Dell, Steve Jobs, Ellen DeGeneres, Rachael Ray y Kim Kardashian demuestran que no necesitas un título para ser un emprendedor exitoso ni para ganar miles de millones de dólares.

Fuente: Gestión

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *