La tienda de helados de Nueva York Big Gay Icecream es conocida en Estados Unidos por crear postres con sabores únicos, con su menú especial siendo uno de los más comentados en redes sociales por sus fans.

Su último invento es el que más ha llamado la atención, combinando el tradicional helado de crema con los famosos palitos de queso Cheetos.

El helado es parte de una promoción limitada, la cual Bryan Petroff y Douglas Quint, dueños de la heladería, habían creado como un experimento para combinar un sabor salado con este postre tradicionalmente dulce, pero que sobrepasó sus expectativas, siendo uno de sus productos más vendidos durante las últimas semanas.

El “Cheat-Oh”, nombre con el que han bautizado al producto, consiste en un helado en base a crema de vainilla mezclado con polvo de Cheetos, el cual luego es recubierto con un rocío hecho con más palitos de queso. Este es luego servido en un cono dulce tradicional, con un Cheeto opcional para usar como “cuchara”.

La mezcla ha logrado atraer a muchas personas gracias al contraste entre el sabor dulce de la vainilla y el toque salado de los Cheetos.

Ha llegado a ser tan exitoso que han extendido su promoción tres veces seguidas, convirtiéndolo en el producto más deseado por sus fans a la fecha, rompiendo sus propios récords de ventas a la fecha.

El helado será retirado en los próximos días, pero será parte semi-permanente de las ofertas de la tienda y su nuevo food truck, siendo reutilizado para sus menús limitados cada cierto tiempo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *