Ingredientes
  • 300 gramos de patatas.
  • 150 gramos de panela (o azúcar moreno en su defecto).
  • 150 gramos de mantequilla reblandecida.
  • 3 huevos.
  • 125 gramos de almendra molida.
  • 1 limón (su ralladura).
  • 1 cucharada postre de extracto de vainilla líquida.
  • 1 pizca de sal.
  • 50 gramos de almendra troceada en cubitos.
Preparación

1- Pelamos las patatas y las cortamos por lo menos en dos o tres trozos. Las colocamos en una olla, cubrimos de agua y las cocemos hasta que estén tierna (entre 20-30 min).

2- Escurrimos y dejamos enfriar las patatas. Cuando ya se puedan manipular, las chafamos con un tenedor para seguir con la preparación de la tarta sin gluten de patata.

3- Añadimos a las patatas la mantequilla reblandecida, las yemas de huevo, la almendra molida, la ralladura de limón, la vainilla líquida y una pizca de sal. Batimos todo con ayuda de unas varillas eléctricas si tenemos.

4- Montamos las claras de huevo junto con otra pizca de sal hasta que estén firmes. Incorporamos a la masa de nuestro pastel de patata y almendra con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes.

5- Engrasamos un molde redondo de 18 cm de diámetro. Repartimos las almendras en cubitos y presionamos ligeramente para que se adhieran al fondo del molde y la tarta de patata tenga una capa crujiente y deliciosa de almendra.

6- Vertemos la masa de patatas y horneamos la tarta a 150 ºC con el horno precalentado con calor arriba y abajo durante 1 hora aproximadamente, o hasta que al pinchar con un palillo el centro del pastel, salga sin restos de masa.

7- Dejamos enfriar cinco minutos en el molde y desmoldamos. Dejamos el pastel de patata dulce en una rejilla para que se termine de enfriar del todo.

8- Si sobra pastel, lo mejor es guardarlo en la nevera envuelto en un papel film. Sin duda, esta tarta de patata y almendra dejará a todos con la boca abierta y muchas ganas de repetir.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *